Tú estás aquí
Inicio > Emancipadxs > Ernesto Villegas: “Debemos luchar contra nuestra propia homofobia”

Ernesto Villegas: “Debemos luchar contra nuestra propia homofobia”

“¿No habrá un maricón en alguna esquina / desequilibrando el futuro de su hombre nuevo? / ¿Van a dejarnos bordar de pájaros / las banderas de la Patria libre?”.

Es parte del conocido poema que leyó el chileno Pedro Lemebel en un acto de izquierda, en Santiago de Chile, 1986. Ese texto, que suena como grito, se ha convertido para muchas organizaciones sexo-género diversas de izquierda en un referente de las deudas históricas en el marco de los procesos que apuestan a la consolidación del socialismo.

En el caso de Venezuela, la situación se ha ido tornando compleja respecto a este tema. El escenario es el siguiente: el 28 de junio el Partido Socialita Unido de Venezuela (PSUV) realizó sus elecciones internas. El resto de las candidaturas por voto lista se realizarían por medio de las alianzas con los movimientos sociales del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar (GPPSB). Ante esto último, un grupo de organizaciones sexo-género diversas articuladas en el GPP decidieron realizar el 12 de julio unas elecciones simbólicas para proponer al PSUV sus candidatxs. El 3 de agosto se anunciaron lxs candidatxs por el GPP, y las propuestas de las candidaturas del grupo promotor de las elecciones sexo-género diversas no fueron tomadas en cuenta. A los pocos días, la Mesa de la Unidad Democrática inscribió como candidata a Tamara Adrián, activista transexual del partido de oposición Voluntad Popular, pese a que la MUD no quiso recibir meses atrás la propuesta de paridad de género del Frente de Mujeres.

Esa posibilidad de “bordar pájaros” parece avanzar por una calle angosta, a la vez que la realidad reclama definiciones en medio de una guerra económica desangrante, y también las amenazas sobre la soberanía de nuestro territorio. “Hoy estamos frente a una nueva encrucijada, parecida a otras circunstancias que se le han presentado al país: la de la Revolución Bolivariana, la inclusión, o la restauración del viejo tiempo, sistema político y económico fundamentado en la exclusión”, dice Ernesto Villegas, candidato del PSUV por el circuito 1 de Caracas.

Pero ese viejo modelo se presenta ahora como “alternativa”, inscribiendo a una activista transexual entre sus candidatas para “promover” la paridad de género que antes negó. “Desde algunos grupos o sectores de derecha, este tema puede ser utilizado en el marco del momento electoral para arrastrar a algunos sectores a los que antes no pudieron alcanzar. Por una parte, pueden movilizar a un grupo para buscar un liderazgo en la sexo-género diversidad, pero también pueden movilizar a otros en rechazo a una iniciativa positiva que tengamos, para hacer una jugada mediática e intentar obtener un provecho político. Al fin y al cabo, sabemos que en el ánimo de la derecha no está la inclusión, ni las reivindicaciones de la diversidad, ni ningún proyecto que pase por la ampliación de derechos”, continúa.

Para Ernesto, en tiempos de Revolución se ha avanzado muchísimo en la inclusión, pero reconoce que todavía falta mucho, porque la Revolución es un eterno comienzo, y a medida que se satisfacen derechos y necesidades nacen nuevos derechos y necesidades.

“Debemos dar el debate”

“No creo que debamos tener temas tabúes, pues justamente el Comandante Chávez fue un gran desmantelador de los tabúes e hizo visibles a lxs invisibilizadxs. Me parece que debemos escuchar a todos los sectores. Puedo tener mis aproximaciones a ciertos temas, también desinformación con respecto a otros. Por ejemplo, de entrada, me resulta sensato abordar la propuesta sobre la tipificación de los crímenes de odio, valdría la pena profundizar sobre cuáles son los elementos que tipifican esa conducta y cuáles son las penas que se están proponiendo”, comenta, a sabiendas no sólo de las jugadas de la derecha, sino de las “convenciones morales” que ponen obstáculos a estas discusiones.

Es el caso de los sectores cristianos y evangélicos que hace poco realizaron una movilización hasta la Asamblea Nacional, en la que participó el partido Nueva Visión para mi País (Nuvipa), para proponer la protección a las familias heterosexuales y rechazar la propuesta de Ley de Matrimonio Civil Igualitario, consignada hace más de año y medio por más de cuarenta organizaciones.

Para Ernesto, esta propuesta de Ley es un debate inevitable: “El tema se está dando en casi todo el mundo, entonces es iluso pensar que Venezuela estaría excluida. Aspirar a que este país quede ajeno a un debate, que es prácticamente mundial, es irreal, ese debate debemos darlo. Manifiesto mi apertura despojándome de mis propios prejuicios, y me declaro en disposición plena de abordar el tema. Escuchemos los argumentos, estudiemos la legislación comparada, escuchemos lo que aspiran los proponentes de la propuesta de Ley.

”Debemos proteger a la familia venezolana, que no es en todos las casos una familia estilo ‘hollywoodense’: mamá, papá, niñxs, un perro y un carro estacionado en la entrada de la casa. La familia venezolana en muchos casos está encabezada por una mujer, por una madre, con casos preocupantes de embarazos tempranos, y con hijos que están siendo reclutados para la violencia. Por eso es importante que debatamos, que nos reconozcamos como una sociedad diversa. Hay gran número de parejas conformadas por personas del mismo sexo. Eso es parte de la realidad.

”El matrimonio tiene que ver con reivindicaciones en temas de salud. Las organizaciones proponen que las uniones de hecho entre parejas del mismo sexo permitan acceder al Seguro Social de la pareja, al HCM, al patrimonio familiar. Todo esto debemos discutirlo, y para eso debemos luchar contra nuestra propia homofobia. Luchar contra nuestro machismo, contra los prejuicios que nos inocula la sociedad”.

Caso Soto-Miranda

Ernesto conoce el caso de Gini y Migdely, por eso insiste que al debate hay que ir sin prejuicios: “Hay gente que al plantearse estos temas asocia formas de hablar, de vestir, de vida nocturna, y no sé cuántas cosas más, y creen que es un capricho de estos movimientos, una cosa abstracta y ajena, pero cuando les presentas estos casos con nombre y apellido empieza la necesidad de buscar soluciones. Yo estoy seguro que sin esos prejuicios podremos descubrir que muchas veces estamos más de acuerdo de lo que pensamos. Hay que dar el debate sin precipitaciones ni vetos”.

Algunas organizaciones sociales e individualidades con casos como los de Giniveth y Migdely sienten que no pueden esperar más, que hay una urgencia y un acumulado de trabajo de base y militancia para solucionar definitivamente temas como el derecho al cambio de identidad de las personas trans, y la MUD viene como ente de salvación y avanzada, pese a que nunca ha asumido ninguna posición o propuesta frente al tema.

“No podemos permitir que el país caiga en manos de esos factores de la restauración que quieren devolver nuestra Nación a los tiempos de la exclusión sistémica de la IV República. La Asamblea Nacional puede ser el escenario para el avance de la Revolución o un escenario para bloquear, obstaculizar la inclusión”, asegura.

Ernesto Villegas. Foto: Irene Echenique.
Ernesto Villegas. Foto: Irene Echenique.

Elecciones internas de la sexo-género diversidad

“Entiendo que la propuesta fue presentada por un sector de los movimientos sociales. Lo que puedo decir al respecto es que los movimientos campesinos, de estudiantes, de mujeres, sexo-género diversos, de cultores, deportistas, que han venido apoyando a la Revolución Bolivariana, tienen en todos los candidatos y las candidatas del PSUV sus vocerxs, no sólo ante el Parlamento, sino ante las instituciones.

”Mi nombre ha sido escogido, por lxs votantes de las elecciones primarias del partido del 28 de junio, como uno de lxs candidatxs a las elecciones parlamentarias de diciembre, y siento que al ser postulado me debo no solamente a mi Partido, sino a todas las fuerzas sociales. Tienen en mí un interlocutor, alguien que está en disposición de asumir su vocería ante la sociedad venezolana”, manifiesta el candidato a la Asamblea Nacional.

Ante la ausencia de candidaturas de vocerías de la sexo-género diversidad, no todo está perdido. Queda una experiencia que se suma a las voluntades de seguir, y la responsabilidad de todas las organizaciones y los movimientos de hacer llegar sus propuestas a lxs diputadxs electxs en los comicios de diciembre. Porque, como dijo Rummie Quintero, militante trans de larga trayectoria comunitaria en Catia, no se trata de “ocupar un asiento, sino de que tengamos derecho de decir lo que pensamos y a exigir lo que requerimos en Venezuela, para construir la igualdad plena en este proceso socialista”. Para eso también la sexo-género diversidad propone en su agenda una educación incluyente, que visibilice la diversidad.

“Nuestros prejuicios son en gran parte herencia de la educación que recibimos. En la medida que tengamos una educación más incluyente, que reconozca a la sociedad en su complejísima diversidad, tendremos ciudadanxs más amplios, con menos prejuicios, que permitirá una interrelación más libre y respetuosa de sus semejantes, una sociedad socialista del siglo XXI, desprovista de los vicios que hoy tenemos, de la alienación sistémica propia del capitalismo. Dejaremos de ser y de vernos como mercancía, de excluir a lo que nos parece extraño y diferente”, dice Ernesto.

Para estas elecciones hay dos caminos: transitar rutas de simulacros, de entradas ficticias y peligrosas, o seguir demostrando el trabajo acumulado y dar la pelea peleando, como reza el dicho, sin vocerías directas, pero asumiendo la tarea de pueblo legislador, haciendo historia, no esperando, sino exigiendo bordar de pájaros las banderas de la Patria.

Texto: Katherine Castrillo. Contacto: @ktikok.

Fotos: Irene Echenique. COntacto: @irevendre.

Comentarios

comments

5 thoughts on “Ernesto Villegas: “Debemos luchar contra nuestra propia homofobia”

  1. Excelente realmente cuando se habla de inclusión el panorama se hace amplio se proyecta una luz hacia el futuro es lo que queremos respeto diversidad, no esta sociedad que estamos viviendo de odio, muerte irrespeto. Felicito al candidato.

  2. Agradecido a Katherine por esta entrevista, porque sabemos la conplicada agenda de las y los candidatos. Si en algo estamos de acuerdo, es que la mejor manera de romper el tabú es hablando. Hablando y hablando. Gracias Ernesto por romper con la barrera y esperemos sea el inicio de un largo y profundo debate nacional.

  3. El debate, la apertura, son promesas que se vienen repitiendo desde hace años. En el caso de la ley de Matrimonio Igualitario, está esperando que la directiva de la Asamblea Nacional la someta a debate desde enero de 2014. Con demasiada frecuencia los dirigentes que hacen estas promesas, que se toman fotos abrazando activistas GLBT, terminan dándoles la espalda o guardando silencio ante la embestida, bastante más agresiva, de los sectores ultra-reaccionarios. Ya va siendo hora de que estas promesas se reflejen en hechos. De lo contrario corren el riesgo de parecer meras manipulaciones

  4. Excelente planteamiento, te acompañamos Ernesto y te apoyamos para el triunfo de las elecciones del 6 de diciembre adelante!!!

Comments are closed.

Top