Tú estás aquí
Inicio > Textos > ¿Quiénes somos? > Revolución en dos ruedas: Escuela motorizada

Revolución en dos ruedas: Escuela motorizada

Fm1

Hampones, malandros, choros. Suena cerca una moto y al menos alguien pega un brinco de terror disimulado. Frases como “si uno de ellxs tiene un accidente mire cómo se estacionan en cambote lxs demás, son como una banda”, o “si ves uno cerca, mosca, que esos andan arrancando carteras”, parecen indicar lo mucho o poco que sabemos del gremio motorizado.

Quizás no todo el mundo sepa que parte de la existencia de los consejos comunales proviene de un Recurso de Amparo Constitucional interpuesto por la Asociación Nacional de la Fuerza Motorizada de Integración Comunitaria de Venezuela, ante el Tribunal Supremo de Justicia, en enero de 2005. Exigían la inmediata aprobación de la Ley Orgánica del poder Público Municipal, antes de las elecciones municipales, y lo lograron.  O que armaron redes de servicios parroquiales. O que su principal líder fue Franco Arquímedes, quien por su trabajo comunitario fue nombrado miembro de la Comisión Presidencial para la Divulgación de los Consejos Locales de Planificación Pública.  El mismo Franco que propuso el origen de los consejos comunales en la Comisión de Participación Ciudadana Descentralización y Desarrollo Regional de la Asamblea Nacional, el que denunció permanentemente la infiltración de paramilitares en los barrios, el organizador del sistema de cooperativas de los motorizados, el que logró el rescate de la circulación de los motorizados en las autopistas, el precursor de la Escuela de Cuadros Estratégicos de Inteligencia Socio-Comunitaria en Venezuela para resguardar nuestras comunidades, el postulado a diputado por su gremio.

Con ese alto perfil no era de extrañar que hiciera ruido. El 2 de abril del 2007 le dispararon cuatro veces por la espalda. El velorio duró tres días, y el lugar en el Cementerio de El Junquito en el que fue enterrado es conocido desde ese momento como “La tumba del motorizado”.

Fm3

Educación en la caballería de hierro

Frente a todo lo que hizo Franco junto a la Fuerza Motorizada todavía se ve con desconfianza a este grupo. ¿Entonces?

“El Secretariado de Educación de la Fuerza Motorizada nació hace un año debido a que nos dimos cuenta de que la gente seguía satanizándonos cuando en realidad el motorizado es parte de la comunidad. En el año 1999, cuando llegó el Comandante Chávez, él empezó a respaldar al gremio motorizado, ahí nos organizamos y en adelante nos empezaron a conocer como los ‘Círculos Bolivarianos’ y los ‘Lanceros’ que trabajábamos en defensa de la Revolución. En el 2002, cuando los empresarios se dieron cuenta de que los motorizados que eran mensajeros no apoyaban el paro petrolero ni el paro económico, vino la ola de despidos, llegamos a ser 18 mil desempleados en aquel tiempo, pero ahí nos fortalecimos como frente, y también nació el mototaxi”. Cuenta Alexander Rivas, coordinador general del Secretariado y de la Escuela Vial Franco Arquímedes.

La aglomeración de más de dos motos, ante la mirada prejuiciosa, calcula que son maleantes o “círculos violentos”. Para alguna gente será difícil entender qué buscan lxs motorizadxs juntándose si no es para alguna vaina mala.

“¿Por qué nos juntamos y organizamos? Porque había que unificar al motorizado ante su necesidad económica, darle fuerza y así empezó el sistema de cooperativismo y las actividades comunitarias, para que defendiera su espacio y derecho al trabajo. Hemos luchado con el Estado y las empresas porque debido a la condición social y escala laboral, los motorizados que trabajan para instituciones no pasan de ser mensajeros, no son tomados en cuenta, no se generan las condiciones para ello.

En el caso de Alexander, la organización lo llevó a asumir la responsabilidad de desarrollar planes educativos sobre seguridad vial. Junto al Ministerio de Educación, la Escuela Vial armó la campaña “’Mi moto va al liceo” para atender a lxs chamxs que abandona el liceo por meterse a mototaxistas. También realizan censos sobre las necesidades económicas de lxs chamxs para ver si se les puede otorgar una beca para que no abandone los estudios.

“Cuando pasas frente un liceo o universidad te das cuenta de todas las motos que están estacionadas afuera. Eso nos llevó a una estadística que refleja que los jóvenes tienen accidentes de tránsito desde los 13 hasta los 21 años, por falta de educación vial. En un salón de clase, conformado por treinta alumnos, solo dos no se han montado nunca en moto, y cuando preguntábamos quién utilizaba casco ninguno levantaba la mano, eso quiere decir que son 28 muchachos propensos a sufrir graves lesiones de tránsito. Y aunque tenemos convenios con hospitales y seguros para que atiendan a nuestros compañeros que sufren accidentes de tránsito, nuestro esfuerzo lo llevamos a la formación, porque es más efectivo hacer una campaña educativa para prevenir los accidentes que solo proponernos atender piernas rotas y operaciones de columnas.”

Fm4

¿Quién es el motorizado actualmente?

Antes parecía fácil señalar al motorizado: quien dependía exclusivamente de la moto para llevar la comida a la casa. El mensajero o el de la entrega de productos a domicilio. Pero tanta moto suelta en la calle no señala que estas ocupaciones vayan en aumento. Para Alexander la caracterización ha cambiado radicalmente.

“Antes a través de los medios de comunicación el motorizado era catalogado como el delincuente, el que hablaba feo; hoy en día están visibilizadas las mujeres, diversos profesionales, trabajadorxs que dependen de su moto para desplazarse. Ahora la necesidad no es la moto, es, por ejemplo, llegar más temprano al trabajo, por eso el mototaxi. No solo se trata de que ahora hay más motorizados mensajeros en la fuerza motorizada, es que nuestro frente se ha expandido, dentro de él reconocemos a estudiantes, médicos, abogados, etc. Somos un Estado dentro del Estado: hoy en día hay en Venezuela 6 millones de personas con conocimiento y uso de motos, es decir, no solo motorizados, sino que tú vas a un pueblo y lxs hijxs, la mamá, el papá, todxs manejan motos porque esta pasó a ser un vehículo principal en las zonas a las que no llega el transporte público o privado, incluso la moto se impuso ante el transporte animal, ante la tracción sangre. Estadísticamente por cada hogar hay un motorizado, le llamamos el 1%, y está creciendo cada día.”

Sin embargo, el prejuicio sigue siendo palpable en las vías y autopistas. “¿Cuando hay una alcabala a quiénes paran más? A lxs motorizadxs. Uno pasa en camiseta y te paran, pasa otro tipo encorbatado y no lo paran. Pasa un funcionario sin casco y nadie le dice nada. Las normas deben ser para todxs. Eso sí, sabemos que parte de nuestro gremio lo está haciendo mal, pero por unos no podemos pagar todos. Digamos que el 10% comete actos ilegales, pero el otro 90% realiza sus actividades diarias normalmente. La gente ve un motorizado y mira para todos los lados, hay una reacción muy primitiva, y tiene que ver con ese sector que cae en lo ilegal, y con los medios amarillistas que le dedican cinco páginas a los eventos delictivos relacionados, pero nadie dice que hacemos trabajo social y jornadas comunitarias.”

Comprender lo que significa ser motorizado, ya sea como medio de trabajo o como vía de transporte, es algo que se alcanza desde la experiencia. Para Alexander fueron años de acercarse al motorizado cuando él no lo era, conocerlo, ser parte del trabajo colectivo desde su apoyo como trabajador social, y cuando tuvo su moto, empezar a sentir el desprecio de alguna gente hacia el gremio.

“Así que asumí el trabajo de educar y generar conciencia en las comunidades de que el motorizado es parte de ellas, que somos parte de los consejos comunales, pues en el artículo 9 de la ley pertenecemos al sector transporte. Por eso trabajamos con colectivos, asociaciones y movimientos sociales porque en cada sector estamos incluidos. Nuestra lucha es incluir de nuevo al motorizado en la conciencia y dinámica de la comunidad, no hacerlo es discriminar, por eso trabajamos con motorizados, comunidad lésbica, homosexual, obrerxs, porque venimos de un sector que ha sido discriminado y despreciado históricamente, entonces, ¿por qué vamos a hacer lo mismo con nuestrxs compañerxs? Debemos mostrarle al mundo que todxs somos parte de la sociedad, somos el mismo equipo de trabajo, la misma familia, venimos de la misma comunidad, somxs lxs amigxs, vecinxs, hermanxs, la gente de la cuadra.” Fm5

Comuna motorizada

El frente motorizado está activo para armar propuestas. Quieren fabricación de motos en en país porque ven que hay capacidad, porque a los repuestos que usan ahorita las empresas privadas les han bajado el potencial, y principalmente porque la importación no tiene la capacidad de atender a la cantidad de motorizados que hay.

Desde el 2006, tras la muerte de Franco, iniciaron la lucha desde lo metal-mecánico para crear nuevos repuestos, porque se compra la moto a un precio pero se sabe que ese precio no es, que es mucho más alto, y que cuando deben comprar piezas nuevas por la lógica de la guerra económica se generan más gastos que no pueden costear.

“Pero vimos además que los convenios internacionales para solventar el problema no tienen capacidad. Tampoco queremos más motos desechables porque por cada accidente estamos perdiendo a compañerxs.

”¿En qué andamos ahora? Registrándonos jurídicamente para desarrollar e incluir en los proyectos de las comunas y consejos comunales nuestras ideas. Queremos que sea el mismo barrio, a partir de la autogestión, el que trabaje en la fabricación de repuestos o en las propias motos porque el 99% de la materia prima de las motos está en Venezuela. Queremos activar proyectos dentro de las comunas en los que podamos trabajar nosotrxs y dejar de ser mensajeros para convertirnos en los generadores de actividades socioproductivas.

”Vamos a establecer una propiedad comunitaria, así el dinero no se iría afuera para la importación desde trasnacionales, ni estará sujeto a la posibilidad de manejo ilícito, sino que con nuestros proyectos podrá circular en nuestro propio país.”

En este momento el Frente Motorizado está conformado por siete grupos nacionales. Después de Franco no tuvieron otro líder, por eso ahora todos asumen la figura de coordinadores, trabajando horizontalmente, asumiendo responsabilidades y decisiones colectivas.

“Nuestro trabajo no es figurar. Nuestro trabajo es educar, formar y organizar al gremio motorizado.” Dice Alexander, el trabajador social motorizado.

Texto: Katherine Castrillo/ Contacto: @ktikok

Fotos: Irene Echenique/ Contacto: @irevendre

 

Comentarios

comments

Top