Tú estás aquí
Inicio > La otra orilla > “Ferguson está aquí”: Miles marchan en Nueva York

“Ferguson está aquí”: Miles marchan en Nueva York

Miles de manifestantes inundaron las calles de Manhattan este sábado en un torrente de rabia contra la violencia policial y en una muestra masiva de solidaridad con las familias que perdieron sus seres queridos a la violencia racista de la policía. Esta marcha viene durante una ola de manifestaciones al centro del movimiento “Black Lives Matter” (“Vidas Negras Importan”) que sigue creciendo tras la muerte de Trayvon Martin y, en el tiempo después, de Michael Brown, Freddie Gray, Rekia Boyd, Sandra Bland, Eric Garner, Akai Gurley, y un número inconscientemente alto de otros y otras más.

La manifestación marcó la vigésima marcha anual del 22 octubre, que se ha transformado en una fecha para manifestaciones en contra de la violencia policial al nivel nacional desde el año 1996. Pero muchos que asistieron la manifestación el sábado dijeron que esta fue su primera vez en una manifestación y que los asesinatos últimamente por parte de la policía, tal como las rebeliones que estos asesinatos inspiraron en lugares como Ferguson y Baltimore, les dieron la motivación para asistir y sumarse al movimiento.

Michelle Locke, una estudiante del periodismo en la Universidad de Rutgers, dijo que se sintió la necesidad de involucrarse tras la exoneración del asesino racista del joven Trayvon Martin. Ella habló con Liberation Newssobre la importancia de este momento en el movimiento. “El sistema entero se tiene que cambiar,” dijo Locke, “y es algo que jamás se ha abordado en todas las décadas que esto ha sido un problema. Pero me siento ahora, que hay tanta gente enojada, tanta gente que quiere un cambio, que pueda suceder.”

En los Estados Unidos, un hombre, mujer, niño, o niña afrodescendiente es asesinado por un policía o vigilante cada 28 horas. Mientras tanto, menos de 1% de los culpables en estos casos lleguen a ser condenados por estos asesinatos. En la mayoría de los casos, se disfrutan de unas vacaciones remuneradas antes de, en fin, volver a su patrulla como si nada. La violencia racista por parte de la policía agrave profundamente las otras formas del racismo por parte del estado, así como el sistema de encarcelamiento masivo, el cual se amontona gravemente encima de los tantos otros desafíos que se enfrentan a la clase obrera en los Estados Unidos, así como los asuntos del empleo, la vivienda, y la educación.

Estos asuntos se agravan más aun para los y las individuales con varias identidades marginalizadas. “Lxs afrodescendientes queer, lesbianas, y trans se deshumanizan constantemente, y constantemente reciben violencia por parte del estado,” Simone Sobers, miembro del Audre Lorde Project, dijo aLiberation News. “Yo no puedo luchar para Black Lives Matter (“las vidas negras importan”) sin incluir a mis hermanas trans. Ellas me empoderan, y forman parte de mi comunidad. Son las personas que tienen años, hasta décadas, luchando sobre este asunto, pues son 100% Black Lives Matter.” Sobers mencionó, en particular, que se conmovió a la acción el caso de Yvonne McNeal, una mujer lesbiana y afrodescendiente asesinada por la policía de Nueva York en el año 2011, en un caso que todavía falta para ver los asesinos llevados a la justica o, hasta, que haya información adecuada para su familia sobre las circunstancias de su muerte.

Los manifestantes se juntaron en la mañana por el Parque de Washington Square, donde las familias de personas matadas por la policía hablaron a los congregados allí. La marcha entonces se trasladó hacía la 6ta avenida, con gritos de los nombres de las personas asesinadas y “Racistas alerta, que Ferguson está aquí.” En ciertos momentos, los manifestantes gritaron, “De Ferguson a Palestina, la ocupación es un crimen,” haciendo una conexión internacional entre la violencia policial racista en Estados Unidos y el
aumento de la violencia en contra del pueblo palestino en las últimas semanas. Por toda la marcha, la policía de Nueva York, estaba visiblemente precavida ante las masas altamente organizadas de manifestantes movilizadas, y seguía la manifestación en una muestra libre de su fuerza amplia – a veces intentando de intimidar a los manifestantes a salir de las calles. Pero los manifestantes se fijaron firmes en su militancia y negaron las órdenes policiales para tomar la acera, gritando, “Las calles son nuestras!”

“Asesino es asesino, si uno tiene placa o no,” Yari Osorio, miembro del Partido para el Socialismo y la Liberación, dijo a Liberation News cuando la marcha estaba para cerrar. “A la policía hay que hacerles responsables. Vemos a la policía actualmente no como servidores del pueblo sino como agentes del control social, una herramienta del 1%. Pero vamos a unirnos, y vamos a levantarnos en contra de ellos y luchar por algo mucho mejor de lo que tenemos ahora.”

Texto original, traducción al español, foto de portada: Emilie Rose / Liberation News.

Comentarios

comments

Top