Tú estás aquí
Inicio > Textos > Crónicas > Nosotras somos parte de la llama que se prendió en el ‘99

Nosotras somos parte de la llama que se prendió en el ‘99

La ves en la plaza y sabes que es ella. Que algo organiza, que algo bueno mueve en el corazón del barrio. Pasa un motorizado y le grita “gorda, anótame ahí”, ella se ríe, con una carcajada que chisporrotea sabrosa. Son poco más de las cuatro de la tarde y tiene un vasito de café en una mano, con la otra hace señas llamando a alguien que se acerca, algo le manda a hacer. Llegan unas mujeres cargando una corona de flores, van hasta ella y algo preguntan, ella les da instrucciones. Esto pasa el 5 de marzo en el 23 de Enero.

“Todos los días 5 de todos los meses desde el 2014, hacemos un rezo con las ‘guardianas de la Capilla’, como les llamamos. Organizamos esta actividad para que el pueblo de a pie del 23 de Enero pueda rendirle homenaje al gigante que nos enseñó a organizarnos, a sentir, vivir y pensar en colectivo”.

No nos equivocamos, algo ella y muchas otras mujeres organizan y activan en el 23 de Enero este 5 y el resto de los días. Lenna es vocera ejecutiva y parlamentaria de la Comuna Socialista Simón Bolívar, una comuna constituida desde hace cuatro años por 17 consejos comunales, 17 colectivos y otras 32 organizaciones sociales. Muchos de ellos hacen vida en el Frente Revolucionario Sergio Rodríguez. Tienen un conuco llamado Los Vencedores, y varias de las organizaciones de la comuna tienen siembras de pimentón, cilantro y tomate; además de un camión para llevar y distribuir alimentos junto a las y los comuneros y campesinos.

Así pasa desde hace 16 años en Venezuela: estar en una calle, una casa de la cultura, un velorio, una plaza, es la permanente posibilidad de encontrarse con una compañera militante, con una mujer que salió de la domesticación cotidiana para activarse en procesos de poder popular.

“Nosotras somos parte de esa llama que se prendió un 5 de marzo a las afueras del Cuartel, y parte de la llama que se prendió en todo el país en el ’99, cuando llegó Hugo Chávez”, dice.

La Comuna Socialista Simón Bolívar entregó ese día una ofrenda floral en la capilla hecha por la misma gente del 23. En la mañana Lenna y sus compañerxs entraron al Cuartel 4F y leyeron frente a la Flor de los Cuatro Elementos un manifiesto que habla de lo honrada que se siente la comunidad de que su cuerpo descanse ahí. Le juran lealtad, unidad y eficiencia revolucionaria, como lo juraron el 15 de marzo del 2013. Y aunque el Cuartel es un espacio militarizado, lo que hace complicado entrar justo un 5 de marzo, Lenna dice que lo logran por la articulación con la Fuerza Armada, haciéndoles entender que son pueblo y que están trabajando por la unión.

“Aquí tenemos que entender eso. No nos olvidemos de lo que dijo el Comandante un 8 de diciembre, que vendrían tiempos difíciles, y en esos momentos lo que debíamos tener era unidad, la unidad de las y los patriotas. La derecha no da tregua, va a arremeter con mayor fuerza, porque ellos siguen teniendo el control del poder económico, no hemos logrado abarcar ese espacio. Por eso cuando Nicolás Maduro nos pide que hagamos de la siembra un ejercicio cotidiano, es porque Chávez ya nos lo había dicho, ese es el camino, que sembremos y cultivemos lo que vamos a consumir. ¿Es difícil, se pondrá peor? Puede ser, pero mira, este pueblo ha aguantado los últimos tres años de arremetidas más insoportables, tanto de la familia Mendoza, las empresas Polar, como de otros empresarios. Nos están atacando por todos los flancos, no pueden ver un hueco porque por ahí se meten. Pero nosotros debemos tener paciencia y entender que el problema no es entre nosotros, aquí lo que hay es una lucha de clases. Los ricos contra los pobres, los ricos que no van a querer jamás que los pobres tengan poder.”

La gente se va acercando a la capilla, sobre todo mujeres. Vienen con velas y guitarras, son las “guardianas”.

Lenna afirma que la derecha cada día nos quiere arrinconar más, pero el chavismo ve y escucha al Comandante para agarrar fuerza. “Como decimos en el 23 de Enero: rodilla en tierra, fusil en mano. Estamos listos para cualquier adversidad. Somos personas de paz, en estos 17 años lo hemos demostrado, pero que con nosotros no se equivoquen, estamos alerta para asumir cualquier situación que nos lleve a conseguir la paz”.

Para Lenna, el problema de la derecha con Chávez fue que él volteó a ver a los pobres y eso nunca se lo van a perdonar. Y el problema con Maduro es que él está siguiendo las líneas de Chávez y tampoco se lo van a perdonar nunca.

“Nosotras estamos trabajando en la Patria que queremos dejarle a nuestras hijas e hijos, la Patria que queremos dejarle a todos los niños y niñas del país, por eso estamos construyendo comunas, consolidando la organización social. No es un ejercicio fácil, pero podemos hacerlo. Tenemos que producir”.

Así de fácil. Vista en una plaza del barrio 23 de Enero, un 5 de marzo a poco más de las 4 de la tarde, Lenna, la parlamentaria comunal, da un análisis con un café en la mano.

Dice que hay que terminar de hablar porque va a empezar la actividad y ella tiene que bajar a organizar la proyección del video que editó la Comuna Socialista Simón Bolívar. Se llama “Memorias de un líder”. “Tienes que verlo”, dice, “ahí hablamos de todo lo que dejó el Comandante”. Aunque hablando con ella, una ya lo está viendo.

 

Texto: Katherine Castrillo (@ktikok)

Fotos: Milángela Galea

Comentarios

comments

Top