Tú estás aquí
Inicio > Noticias > Línea editorial de El Nacional ataca panadería recuperada por el pueblo

Línea editorial de El Nacional ataca panadería recuperada por el pueblo

“Panaderías intervenidas en el centro llevan cuatro días sin harina”, es uno de los recientes titulares con los que el diario El Nacional trata de denunciar una supuesta situación de escasez en la ya emblemática panadería La Minka ubicada en el centro de Caracas, y que fue intervenida y recuperada por organizaciones sociales comunitarias debido al acaparamiento de harina, preocupantes condiciones sanitarias e irrespeto de derechos laborales que sostenían los anteriores dueños privados.

La nota está acompañada de una foto de portada de la fachada de la panadería La Minka, espacio en el que se creó un nuevo sistema de distribución de pan a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) y consejos comunales.

De manera tendenciosa la nota de El Nacional, escrita por Ana Díaz, informa que se “continúan sacando de Minka bolsas de pan canilla que trasladan en carros particulares”, en un intento de sugerir que el pan sale de la panadería hacia un origen desconocido.

Desde el 15 de marzo del 2017 la panadería comunitaria La Minka ha producido un promedio de 5800 panes canillas diarios, más otros productos en base a harina de trigo cuyos precios se venden a precio justo, por debajo de la oferta de toda la zona. La entrega de los panes se realiza gracias a la organización de este espacio con 12 CLAP de la parroquia Altagracia, con lo cuál se logró eliminar el acaparamiento y el bachaqueo. En una demostración de organización y solidaridad, la distribución de panes se realiza con los medios de transporte que ponen a la disposición vecinos para garantizar que cada día el pan llegue a las comunidades.

Aunque el titular hace referencia a varias panaderías intervenidas, en realidad solo aborda un caso porque hasta ahora es el único, el resto de los locales señalados son de propiedad privada.

Para las organizaciones populares que trabajan en La Minka, el interés de El Nacional es intentar desprestigiar el funcionamiento de un espacio que hasta ahora ha sido un ejemplo de gestión popular efectiva.

Actualmente, La Minka no solo mantiene una dinámica regular de funcionamiento, también ha iniciado una programación semanal con actividades culturales que incluyen recitales de poesía, conciertos y espacios formativos.

Comentarios

comments

Top