Tú estás aquí
Inicio > Textos > Declaratorias > Berta Vive, la lucha sigue en cada una de nosotras, en todos los pueblos de Abya Yala

Berta Vive, la lucha sigue en cada una de nosotras, en todos los pueblos de Abya Yala

Berta volvera
Desde el equipo de Cultura Nuestra nos unimos a las voces que piden justicia por el asesinato de la luchadora hondureña, latinoamericana, Berta Cáceres. Las manos cobardes que le quitaron la vida en la madrugada, son las marionetas de las grandes trasnacionales y el Gobierno corrupto que insisten en extinguir la vida de un pueblo que defiende la tierra ancestral.
En este momento en que la derecha de la región pugna por su restauración es donde los pueblos debemos estar más juntos, activos, atentos y movilizados.
A continuación reproducimos el comunicado de los movimientos sociales:
“Berta incansable luchadora, por los derechos humanos de sus hermanos/as, del pueblo todo. Para muchxs un ejemplo, una guía, y para el movimiento de mujeres y el feminismo una compañera que nos ha dejado muchas memorias, muchas tareas.
Quedan en la memoria colectiva sus acciones constantes por la protección del territorio ante la implementación de proyectos hidroeléctricos y mineros y las denuncias por las sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos de las comunidades indígenas y el pueblo hondureño. Acciones que acarrearon que fuera perseguida, amenazada y hasta privada de su libertad, como muchas otras luchadoras sociales. Denunciamos a su vez que en los últimos años ella también fue privada de disfrutar la vivencia con sus hijxs debido a las constantes persecuciones y amenazadas que padecía.
El Estado Hondureño no está ajeno y tiene mucha responsabilidad en su asesinato, al hacer oídos sordos a las varias denuncias de la compañera. Exigimos al gobierno de Juan Orlando Hernández que de manera urgente se investigue a los responsables del asesinato de Berta Cáceres y se haga justicia.
 Berta sombrero
Repudiamos el asesinato de Berta, como también denunciamos el avance de la derecha en toda nuestra Abya Yala, la militarización de nuestros territorios y nuestros cuerpos, el esquema paramilitar de defensa de los megaproyectos, la persecución y la criminalización de las luchadoras, como parte de un plan sistemático de los gobiernos que sostienen y refuerzan este sistema capitalista, colonial y patriarcal de muerte. Hoy nos duele nuestra América.
Compañeras, es momento de atrincherarnos, de demostrar la fuerza que en unidad vamos construyendo las feministas en toda Abya Yala, el asesinato de Berta es un mensaje claro a todxs lxs que luchamos.
Ante la persecución y violencia que quiere arraigar el miedo, nosotras seguiremos sembrando vida, solidaridad, esperanza. La fuerza de la palabra y de la acción de nuestra compañera Berta permanecerá en el tejido de nuestras resistencias.
Berta nos deja un mensaje que tenemos que hacer carne para hacerlo recorrer todos nuestros territorios: “Construyamos entonces, sociedades capaces de coexistir de manera justa, digna y por la vida. Juntémonos y sigamos con esperanza defendiendo y cuidando la sangre de la tierra y los espíritus”. Berta Cáceres
Que la tristeza que nos embarga no se convierta en un arma más para bajar la moral del pueblo, sino todo lo contrario: que nos fortalezca y nos yerga camino a alcanzar la justicia social. ¡Berta vive!”
Berta Caceres stands at the Gualcarque River in the Rio Blanco region of western Honduras where she, COPINH (the Council of Popular and Indigenous Organizations of Honduras) and the people of Rio Blanco have maintained a two year struggle to halt construction on the Agua Zarca Hydroelectric project, that poses grave threats to local environment, river and indigenous Lenca people from the region.

Comentarios

comments

Top