Tú estás aquí
Inicio > La otra orilla > Académicos brasileños lanzan boicot a medios golpistas

Académicos brasileños lanzan boicot a medios golpistas

Académicos brasileños decidieron rechazar requisitorias de los medios brasileños comprometidos con el plan de Golpe institucional para desplazar a la presidenta Dilma Rousseff. “No coopero más con ningún medio que esté en campaña abierta contra las instituciones democráticas”, anunció el sociólogo y ensayista Joao Feres Júnior.

En una nota en el portal Carta Maior, este académico dijo que está difundiendo su postura entre colegas, intelectuales y profesionales, y que tiene noticia de que otros tomaron la misma iniciativa, incluso sin consultarse.

Los medios de comunicación convencionales de Brasil son el instrumento principal en la ofensiva en marcha para destituir a la presidenta Rousseff, atacada implacablemente durante su primer gobierno pero con más fuerza aún desde que se encaminó a la reelección.

La cruzada es encabezada por la red Globo, que tiene la posición dominante en el país, con cientos de medios entre canales de televisión, diarios, radios, revistas, portales y blogs de internet. Otros medios ligados a la oligarquía local y a intereses internacionales le hacen acompañamiento.

Una de las estrategias es potenciar permanentemente las denuncias de corrupción contra el Gobierno y sus funcionarios en el caso conocido como “Lava jato”, en la empresa petrolera Petrobras, y ocultar sistemáticamente las que aparecen contra representantes de la oposición conservadora.

Jueces cómplices de estas maniobras suelen lanzar versiones sobre investigaciones contra el Gobierno a través de estos medios. Luego se toman de los artículos para adoptar medidas “procesales”.

Altos directivos de Globo anunciaron públicamente su adhesión expresa y concurrencia a marchas convocadas para pedir la destitución de la Presidenta, sometida ahora a un proceso de acusación para llevarla a juicio político (impeachment), que será votado en días próximos por la Cámara de Diputados.

En ese contexto, Joao Féres Junior, graduado en Ciencias Sociales y magister en Filosofía en Brasil, y doctor y magister en Ciencias Sociales en la Universidad de Nueva York, anunció en una nota que a comienzos de abril tomó la decisión de no cooperar más con los medios golpistas.

Relató que informó de esta postura en Facebook, para “pedirles a mis amigos, y particularmente a los académicos, que interrumpan la colaboración con los grandes medios”.

Días después fue contactado por un periodista de Estadao para que comentara un programa de la Universidad de Sao Paulo, ante lo cual “decliné diciéndole que no coopero con un medio que ataca a la democracia”.

Poco después recibió un mensaje electrónico de un periodista del sitio G1, de Globo, con un pedido similar, y respondió igual.

A la vez, supo que el cientista político y profesor Reginaldo Nasser rehusó por su cuenta participar de un programa de Globonews para hablar de los atentados en Bélgica. También Nasser escribió en Facebook: “No doy entrevistas a un canal que además de no hacer periodismo incita a la población al odio en un momento grave como este”.

En suma, se puso en marcha una campaña pública para boicotear a los medios comprometidos con el Golpe “blando”.

En su nota, el académico expresa que el conservadurismo de los grandes órganos noticiosos brasileños “viene de varias décadas”, pero a pesar de esta postura liberal, pro mercado, contraria a los movimientos sociales “hubo a lo largo del proceso de democratización bastante espacio en los grandes medios para el debate de ideas, con la participación activa y frecuente de intelectuales”.

La situación comenzó a cambiar con la llegada de Luiz Lula da Silva al gobierno, en la elección presidencial de 2002. Algunos periodistas de postura democrática, abierta, algunos otros de izquierda o centro-izquierda, fueron desplazados progresivamente por conservadores. Sin embargo, prosigue, algunos intelectuales mantenían la actitud de colaboración, con la esperanza de llegar a los lectores, aún estando rodeados por noticias falsas y columnistas reaccionarios.

Pero, advierte, “nada de eso es ya posible”, porque dada “la radicalización política absurda en la que los grandes medios se embarcaron, ya no hay espacio para posiciones estratégicas. La única cosa que queda es la vergüenza”.

“Repito más claramente: colaborar con los grandes medios reaccionarios en estos días es motivo de vergüenza. Quien así lo haga estará colaborando con el ataque a la democracia encabezado por estos medios”, insiste.

Y enumera a continuación: “Veja, Época e Isto  É, O Globo, Estadao, adoptan la postura franca de barrer todo lo que no sea reaccionario de sus páginas de cobertura política”.

En cuanto al diario Folha de S. Paulo, sostiene, cuenta con un pequeño grupo de intelectuales de izquierda, “bien minoritario, pero que cumple una función importante para el diario”, cual es la de aparentar pluralismo, postura que suele reivindicar su “defensor de los lectores”.

Sin embargo, advierte, “no hay más razones para que el pequeño ejército de académicos que presta el servicio de reportar los resultados de sus investigaciones y opiniones para artículos y reportajes de grandes medios, ni los pocos académicos columnistas de diarios como Folha, continúen esa colaboración voluntaria”.

Es que no hay que propiciar “un simulacro de debate público”, porque lo que está en curso es “una guerra política en la cual los grandes medios ya dieron pruebas de sobra de que están dispuestos a jugar con las instituciones democráticas que construimos con la lucha de generaciones de brasileños”.

“Por eso hago este llamamiento: BOICOT A LOS MEDIOS”, dice el académico, y agrega que no debe olvidarse la suspensión de suscripciones y compras de diarios y revistas “en casa y en los lugares de trabajo”.

Texto original disponible en este enlace:

http://cartamaior.com.br/?/Editoria/Midia/Boicote-a-grande-midia-/12/35799

Ilustración de Carta Maior

Traducción por COMUNA: http://www.comunanet.com.ar/academios-brasilenos-lanzan-boicot-a-los-medios-golpistas/

Comentarios

comments

Top